articulos de bebes navegacion
 
 
cuentos para nios
Recomendar Compartir
 

Cuentos para niños

Los niños poseen infinidad de intereses, desde el deporte, pasando por el arte, los video-juegos, la televisión y hasta la lectura. Esto se debe a que cada niño es diferente y, por lo tanto, tiene diversos intereses como gustos y necesidades; tenemos chicos que prefieren estar con un libro en la mano antes que con un joystick de una consola.

Mientras que otros prefieren el deporte al aire libre o relajarse frente a su programa favorito en la televisión; cada cual tiene su refugio y su forma de descargar tensiones como energías. Los cuentos para niños se han convertido en un clásico y no tienden a desaparecer con el tiempo, todo lo contrario, se afianzan mucho más y son los nuevos directores los que se animan a llevarlos a la pantalla grande ya sea como película o animación.


Una tradición que no muere

Todos nosotros recordamos los cuentos para niños clásicos: desde Pinocho, pasando por la bella y la bestia, Blancanieves, La Bella Durmiente, Cenicienta y muchos otros. Y si nos ponemos a pensar, todos ellos todavía perdura, nuestros hijos, y seguramente los hijos de nuestros hijos, los seguirán disfrutando, pero ¿Por qué pasa esto? Podemos decir que los cuentos para niños, en especial los clásicos, nunca pasan de moda, siempre se encuentran en los estantes de cualquier librería, como en las bibliotecas de todas las casas. Cada vez que un niño se va a dormir, empieza el ritual de “leer el cuento”, el cual no se terina en una noche, sino en varias, extendiéndolo en una “entrega” de varios episodios. Otra costumbre que empezó a darse en los últimos años en los cuentos para niños, es que no son solamente ellos quienes los disfrutan sino también los adultos. En los últimos años se han roto las fronteras generacionales y es por ello que pueden ser disfrutados desde el primer año de vida, hasta el último.

Hoy se trata de derribar cada vez más las fronteras entre adultos y niños, y por ello los contenidos de los nuevos cuentos, poseen rasgos más adultos, en muchas ocasiones. ¿No hemos escuchado más de una vez “este cuento no es para chicos”?. Desde las ilustraciones en los libros hasta la trama, todo posee un plus; aunque muchos todavía afirman que fue Disney quien empezó con esta clase de tendencia desde hace ya muchos años. El Rey León, Blancanieves, Dumbo, Bambi, no pueden ser calificados como meros cuentos para niños; historias donde un pequeño león llora al lado del cadáver de su padre, o una bruja pidiendo el corazón de una doncella como trofeo no son cuentos inocentes, sino que tienen un grado de crueldad que no cualquier infante podría procesar. El cazador matando a la madre de Bambi o el maltrato de los circos hacia los animales en Dumbo, reflejan algo más que un típico cuento con final feliz, es que el final puede ser alegre pero el desarrollo implica una moraleja que se aprende o absorbe no sin antes haber sufrido un poco.


Los cuentos hoy

Algunos escritores de cuentos para niños clásicos, aseguran que en este tiempo las historias han ido perdiendo su valor pedagógico y solo se han tornado “dulces” para que el pequeño se ría y quede contento. Lo que se quiere intentar, o volver a lograr, es que el pequeño pueda hacer su propia lectura, después de que un adulto le haya leído el cuento y no que sea el padre quien influya en la percepción de la misma. Algunas editoriales no se atreven o tienen miedo de encarar este tipo de proyecto, ya que asumen que no todos podrán procesar lo que se trata de hacer. Lograr imponer este trabajo no será fácil, en especial porque tenemos dos tipos de personas: las que está de acuerdo en que los niños se alimenten de una verdad un poco más oscura y no tan perfecta, como la que relatábamos en los cuentos de Disney; y están aquellos que creen que los cuentos deben tener siempre el final feliz de siempre y no plantear nada más, ni disyuntivas, conflictos o dualidad moral.

Es muy difícil congeniar ambas partes, porque sus pensamientos son demasiado diferentes, mientras que algunos creen que un cuento infantil puede inculcar, formar y desarrollar las mentes de un niño, otros lo ven como un mero entretenimiento o historia que hará dormir feliz al pequeño. Nosotros creemos que los cuentos para niños debe ir más allá e influenciar positivamente su forma de pensar, lo que no quiere decir que se lo fuerce al pequeño a pensar o sentir de determinada manera. Los cuentos que hablan de la no discriminación, el compartir, la amistad, el sacrificio o esfuerzo, el amor y la bondad, como la unión, son un valores que ayudarán a nuestro hijo a un mejor desempeño en su vida.