articulos de bebes navegacion
 
 
mamaderas de vidrio
Recomendar Compartir
 

Mamaderas de vidrio

En algún momento del crecimiento y el desarrollo de nuestro bebe nos confrontamos con la situación de tener que elegir la mamadera adecuada para poder alimentar a nuestro hijo. Esto se da por distintas cuestiones, ya sea porque ya no podemos amamantarlo, porque ha crecido y es hora del destete, o para acompañarlo en esos momentos en que nostras estamos ausentes.

Pero sin importar cual fuera el motivo, nosotras deseamos que sea la mejor mamadera. En el presente desarrollo aportaremos información sobre un tipo de mamadera que son las de vidrio mencionando sus principales características, pero haciendo una especial comparación con las mamaderas de plástico.


¿Qué marcas comprar?

Para comenzar, es importante mencionar que en el mercado existe una amplia variedad de modelos de mamaderas de distintas marcas. La primera cuestión que nosotros sugerimos es que compren mamaderas de marcas reconocidas. Las más recomendadas son Chicco y Avent ya que tienen un reconocimiento internacional y hace años que se dedican al mercado y al mundo de los bebes. Las mismas se pueden encontrar en todos los comercios que se dedican a la venta de productos para bebes y por lo general las mismas se encuentra superando los 40 pesos o los 50 pesos. La segunda cuestión que queremos resaltar, es que las mamaderas se distinguen por el material que las compone, ya como hemos planteado, hay modelos de vidrio y otros de plástico. Las mamaderas de vidrio son nuestro criterio las más higiénicas. En el vidrio no se acumulan ni se conforman bacterias como si pasa en el plástico, esta cuestión no quita que haya que esterilizar cada modelo después de usarla.

Al mismo tiempo, las mamaderas de vidrio son resistentes a los cambios de temperatura, cuestión que es fundamental, ya que muchos materiales plásticos expuestos al calor se tornan tóxicos. Así como también si estamos interesadas en adquirir una mamadera de plástico tenemos que asegurarnos que la misma este libre de PC o PVC que son materiales que liberan componentes tóxicos con el uso. Otro dato que hay que tener en cuenta es el número que aparece dentro del triangulito de reciclado. Los seguros son los número 1, 2, 4 y5, se aconseja evitar el 3,6 y 7. Frente a esto una podría pensar:”no me arriesgo con una mamadera de plástico y compro una de vidrio si no tiene nada malo” Sin embargo, como todos sabemos, las mamaderas de vidrio son las más frágiles, si bien hay modelos con vidrio súper resistente, nunca tienen la resistencia que si tiene el plástico. Es por ello, que muchas madres solo usan la mamadera de vidrio cuando ellas les dan de tomar y les ofrecen la mamadera de plástico cuando toman solitos.


¿Qué tener en cuenta al comprarlas?

Por otro lado, es importante mencionar, que dentro de cada ejemplar (mamadera de plástico/ vidrio) hay distintas posibilidades. Muchas madres suelen decir “la mamadera de vidrio me salió mala porque tiene la tetina muy chica” acá el problema no es el material sino las características de la mamadera. Las mamaderas se distinguen por el tamaño, por la capacidad (que depende de la cantidad de leche que tome), por el tamaño de la tetina, por el compuesto de la tetina (puede ser de caucho o de silicona, el primero es más flexible, pero el segundo es hipoalergénico) por el hecho de tener o no manijas, por la forma de desarmarse, por ser un modelo anticólico, entre otras cuestiones. En este punto no es que exista un modelo o un tipo que sea adecuado para bebes, sino que el ejemplar adecuado va variando en función del crecimiento del niño. Al mismo tiempo, consideramos que uno va eligiendo el modelo que considera más adecuado y apropiado para el momento del crecimiento del niño, pero son ellos los que también en parte eligen la mamadera que más les gusta y la que prefiere.

Es por ello, que queremos mencionar que a nuestro criterio no existe un modelo de mamadera que sea el ideal. Cada chico elige su mamadera y cada una tiene sus cuestiones positivas y sus cuestiones negativas. Bajo ningún concepto consideramos que las mamaderas de plástico sean peores o que las de vidrio sean mejores, hay muchos modelos de plástico que están dentro de los más comprados y los más seleccionados. Lo que los padres tenemos que hacer, es ir viendo cuales es el modelo que le gusta a nuestro hijo. Sin embargo, hay modelos que bajo ningún concepto debemos tenerlos en cuenta que son los de plástico de marcas nunca antes escuchadas y que están compuestas por PVC o PC y que tienen en el triangulo de reciclado los números no recomendados. Para concluir y para finalizar el desarrollo, queremos sostener que la variedad de mamaderas es mucho más amplia de lo que pensamos. Así como también, queremos plantearles que se puede encontrar una mamadera con excelentes cualidades y que a nuestro bebe le encante.