articulos de bebes navegacion
 
chupetes
 
Recomendar Compartir
 

Chupetes

El chupete no es un accesorio menor en la vida de nuestro hijo, será su aliado durante mucho tiempo, es por esto que su elección deberá ser cautelosa, y adecuada. ¿Pero cómo saber si estamos comprando el chupete correcto? Nosotros le brindaremos algunos consejos sobre cómo elegir el mejor chupete para el pequeño, como también información al respecto de los diversos tipos de modelos que ofrece el mercado.

Como padres, antes de realizar cualquier tipo de compra, siempre debemos interiorizarnos sobre cada producto, por más ínfimo o insignificante que parezca; la ropa, los juguetes, los artículos para comer, etc.; todos ellos pueden significar un peligro si no está fabricados bajos normas estrictas de seguridad.


¿Chupetes de látex o silicona?

Una pregunta habitual entre los padres primerizos con respecto a los chupetes, es cual elegir, si uno confeccionado en látex o, preferentemente en silicona. Cualquiera de los dos tipos poseen distintos formatos: simétrico, anatómico o redondo. Ahondando un poco en las tetinas de silicona, podemos decir que éstas son indeformables, inodoras y también insípidas; aunque posee todos estos beneficios, se recomienda su uso a partir de que el infante cumpla los 6 meses, que es en dicha etapa donde empiezan a asomarse sus dientes. Lo que debemos hacer si es que compramos un chupete de silicona, es revisar su tetina cada vez que se la lave porque los recién nacidos suelen a morderla mucho y esto produce, en algunos casos, desgarramientos en la silicona y roturas. Los bebés tienen mucha fuerza en sus mandíbulas y cuando sus dientes están saliendo, sienten la necesidad de moverla mucho más. Como dijimos previamente, los chupetes de silicona pueden adquirir diferentes formas, pueden ser redondos, anatómicos y simétricos.

Cada modelo posee una particularidad especial que permite adaptarse al paladar del bebé de distintas maneras. Las tetinas redondas de los chupetes son muy parecidas al pezón de la mamá, fueron las primeras y por ende son hasta el día de hoy las más antiguas, y las preferidas de todos. Las anatómicas poseen una forma de tipo irregular y por esto no puede evitar la deformación en el paladar del recién nacido mediante su uso, algo que sí ocurre con los chupetes redondos. La tetina simétrica si puede adaptarse al paladar del niño, es por ello que también es muy recomendable a la hora de optar por algunos de los diseños de chupetes. Más allá del tipo de chupete a comprar, existen algunos datos relacionados con normas internacionales de fabricación de estos artículos que no pueden ignorarse. Una de ellas es que la tetina no debe superar los 30 mm de longitud, contando desde la base del escudo hasta el extremo de dicha tetina; de esta forma preservamos la salud del niños evitando que se produzca para él alguna situación peligrosa o desagradable.


Elegir el más adecuado

Es sano que el infante use chupete, pero siempre bajo nuestro control y siguiendo ciertas recomendaciones; como vimos más arriba, la cantidad de chupetes que podemos encontrar actualmente es infinita pero sin importar el modelo, decimos que éste producto tiene 4 partes bien destacadas. Nos referimos a la tetina, el escudo, el anillo, el obturador y, en ocasiones cuenta con algún capuchón. De las tetinas ya hemos hablado bastante, es necesario repasar el resto de los elementos. El escudo posee varios formatos (cóncavos, convexos, etc.) y también puede estar hecho en diferentes materiales (rígidos o flexibles), aquí lo que debemos tener en cuenta es que esta parte del chupete debe tener la ventilación adecuada, como las dimensiones correctas para que evitar que el niño se ahogue o corra algún riesgo. El escudo debe tener al menos 2 orificios de ventilación de unos 3 mm de diámetro.

El obturador, por su parte, es lo que traba la tetina contra el escudo, es decir, su función radica en retener a la tetina armada con el escudo, de lo contrario no soportaría las fuerzas de tracción y el chupete ya no sería seguro. El anillo está diseñado por si el niño introduce el chupete dentro de su boca, el mismo pueda ser extraído sin problema alguno; como normas de fabricación establecidas, el anillo no debe ser confeccionado con materiales rígidos y debe poder desplazarse hacia arriba como hacia abajo. Por último, nos queda el capuchón, no posee una función demasiado importante pero tampoco su existencia es un detalle. Lo que hace el capuchón es proteger al chupete de la suciedad, siempre debemos tener el capuchón puesto en el chupete si el bebé no lo está usando. Una vez analizados todas estas partes del chupete, podremos realizar la correcta elección del mismo; de todas formas, en los locales de venta, siempre contará con personal autorizado y profesional que lo guiará en el mundo de los artículos para bebés. Es así como podremos elegir los productos indicados y de mejor calidad para nuestro hijo.