articulos de bebes navegacion
 
 
camas para bebes
Recomendar Compartir
 

Camas para bebes

En este articulo en particular hablaremos de un producto hecho para especialmente para los mas chiquitos, los bebes, estamos hablando de las camas para bebes, veremos aquí sus diferentes tipos, sus diseños, estilos, materiales, formas, colores y modelos, recomendaciones de seguridad, consejos de profesionales y de padres.

Las camas para bebes, no son más que el lugar donde se designa que va a dormir el recién nacido. Y a medida que va creciendo ese bebe, según la edad que va cumpliendo, va a tener que cambiar de cama, en el caso de que su primer cama para bebes, sea un moisés o una cuna pequeña que no es funcional.


¿Cuál es la mejor cama para bebes apenas nacen?

Muchas parejas los colocan directamente en la cuna funcional, en las que quedan perdidos en medio de esa inmensidad, que es la cuna grandota. Pero otras mamás preferimos, un moisés o un catre para bebes, como cama para bebes, porque son más cómodos para tenerlos en la habitación de los padres, por varios meses, hasta que vaya creciendo un poquito más. Es más sencillo para alimentarlo, para verlo si está durmiendo bien, así la mamá, no tiene que ir hasta la otra habitación varias veces cada noche. Luego cuando ya cumple el bebe unos 5 o 6 meses, según lo que la madre piense, creo yo, algunas lo van a tener ahí con ella, hasta los 6 o 7 meses, otras hasta el año, pero en algunos de esos meses del niño, como ya un moisés le quedará pequeño, para que la criatura pueda moverse más cómodamente, entonces habrá que ir pasándolo a otro tipo de cama un poco más grande, que bien puede ser una cuna de esas pequeñas, que son para usar hasta los 2 años, más o menos.

Pero para simplificar las cosas, y para no gastar tanto dinero en tantas diferentes camas para bebes, muchos padres optarán por comprar una cuna funcional, esta es la mejor opción que se pueda hacer, ya que una vez que el bebe cumplió los 5 años, ya se pueden ir quitando las barandillas, y un poco después se le saca la cajonera que está a los pies de la cama, y ya le quedará una cama de 1 plaza, completamente cómoda para que el niño la pueda seguir usando en toda su niñez y juventud también. Además de la cuna funcional, existen otros tipos de cunas, de distintas medidas, distintos materiales y diferentes precios. Están las cunas simples y pequeñas, las que son más grandes de 1,40 x 80 cm. y las que son practicunas y de las de viaje. Antes de decidir que cuna o cama para bebes se va a comprar, hay que medir bien el espacio del cuarto del bebe, para evitar que se ocupe todo el ambiente; o del cuarto nuestro, para saber si puede entrar ahí una cuna pequeña por algún tiempo, hasta que el pequeño crezca un poco, y así se lo pueda pasar a su propia habitación. Y las cunas de viaje, no son camas para bebes como mejor opción para que la usen permanentemente, es decir, todos los días, el motivo es por que tienen un colchón muy bajo, por lo tanto se torna incómodo para la mamá al tener que acostarlo. Otra cosa que no es muy conveniente, por que al ser cunas para viaje, son unas cunas livianas como para poder transportarlas, por eso son poco seguras al crecer el bebe, por que cuando empiezan a moverse, se pueden caer.


Medidas de seguridad

Las camas de bebes, (es decir las cunas en general), deben cumplir con ciertas normas de seguridad, para la seguridad del bebe. Veamos cuales son: Los barrotes, deberán ser de unos 50 cm. de altura, más o menos. La separación que tiene que haber entre barrote y barrote, debe ser menor a 6 cm., para evitar que la cabeza del bebe pase entre ellos. Hay que verificar, que la pintura de dicha cuna no vaya a contener plomo, por que es tóxico en el caso de que el bebe ya haya crecido, y se empiece a parar en la cuna, y apoye su boca en la superficie de los barrotes o alguna parte de la cuna y la chupe. No tienen que tener puntas salientes o filosas, para que el bebe no se pueda lastimar. Hay algunas cunas que están hechas de varias posiciones para poder colocar el colchón, se puede usar la más alta mientras el bebe es muy pequeño, pero cuando empieza a crecer y a sentarse o pararse, es importante ir bajando el colchón de altura, para que el niño no se pueda tirar de cabeza desde la cuna.

La consistencia del colchón tiene que ser dura. Si el mismo trae una envoltura de nylon, se la debe quitar, porque es peligroso que el niño se asfixie con ella. Para proteger al colchón de mojaduras, se debe poner un protector de plástico duro y bien ajustado con un elástico. O se debe forrar al colchón de un material que sea práctico y fácil de lavar. No se debe colocar la cuna cerca de una ventana, para que el bebe no corra riesgos peligrosos. Y por último es aconsejable, revestir la cuna con chichoneras, o almohadones atados a los barrotes, para que no se le caigan encima al bebe, eso evitará que el chiquito se golpee o lastime dentro de la cuna. Estas son las camas para bebes tradicionales, que hay que tener en cuenta y saber elegir con el mejor criterio.