articulos de bebes navegacion
 
baby shower
 
Recomendar Compartir
 

Baby shower

Un baby shower, o lluvia de regalos, o fiestas de pañales como en muchos países se lo conoce, es precisamente eso, una celebración, que en general se hace antes del parto en la que la mama embarazada es agasajada por amigas, hermanas, primas y compañeras de trabajo, etcétera.

Esto se hace por muchas razones, y una de ellas es la de regalar a los flamante padres, muchos elementos que en cierta manera ayudan en los gastos, para anunciar la llegada en forma oficial del bebe, para decir si se trata de una niña o de un niño, y para reunirse con los que la quieren antes del parto y así relajarse en un momento de mucha ansiedad, como suele ser el pre-natal.


¿Cómo organizar el festejo?

Para ello la coordinación previa es importante, para que las cosas salgan bien, y que la reunión sea un éxito, en ella cuenta la decoración y ambientación del espacio en donde tendrá lugar el festejo, las sorpresas, y regalos que la anfitriona dará a las amigas, la música, los juegos, las invitaciones y los souvenirs. Todo, en un ámbito familiar 100%, ameno y agradable, porque de eso se trata, de hacer menos pesado la espera del día del parto. En un baby shower, las mamas invitadas cuentan las anécdotas más divertidas del día más importante de sus vidas, del embarazo, de los nombres de niña o niño, del peso al nacer de sus propios hijos, así de esa forma, la futura mamá que se prepara para su día, tendrá un poco más claro cómo hacerlo. Es por ello que siempre tienen lugar en el tercer trimestre, que es cuando los padres ya tienen todo planeado o por lo menos la mayoría de las cosas, y es una manera reconfortante de compartir con las personas más íntimas, ese acontecimiento. En verdad no se trata de una fiesta difícil y estresante de realizar, porque si es así, no tendría caso, porque se trata de amenizar y hacer todo más relajado, y sencillo, entre amigas.

En muchos países se realiza solo con mujeres, pero en otros se puede asistir con las parejas, de cada una. Estadísticamente un baby shower, es muy provechoso para la madre futura, porque la acerca más con otras que ya han pasado por esa situación, sobre todo a las madres primerizas, que son las que tienen más dudas sobre la hora de su parto, maternidad y los primeros cuidados de su hijo. Si comenzamos por las invitaciones, estas se harán de manera que sean atractivas, las que podemos comprar y agregarles un toque muy personal, como por ejemplo el nombre ya elegido del niño, que es quien invita, o una cinta de un color específico, para dar ideas puede tratarse de una cigüeña con la típica bolsa en su pico, la carita de un bebe, un moisés, un babero, etcétera, en la constará del día, la hora y la dirección de dónde tendrá lugar la celebración divertida. Lo mismo para los souvenirs que se pueden hacer al mismo tiempo y con el mismo estilo, pero que tenga otra frase, poesía y que agradezca la presencia, para todos los invitados.


Tendencias y consejos

En cuanto a la comida puede hacerse un lunch, o comidas caseras, fáciles de servir, y siempre tratar de que sean productos de estación, para ser lo más fresco posible. La vajilla debe ser la más linda y toda la que tenemos, sacarla ese día para lucirla, para que la casa se vista realmente de fiesta. La mesa dulce es infaltable, las tortas pueden ser individuales, tipo cup cakes, o tortas pequeñas, decoradas con motivos de angelitos, baberos, chupetes, o lo que nos imaginemos, o elegir la torta tradicional de dos pisos o más para todos. Todo es cuestión de una buena imaginación y creatividad. En cuanto a la ambientación, debe ser alusiva, podemos pensar en jarrones con frutas o flores de estación, velas, o globos que quedan de maravillas, sobre todo los de helio que quedan elevados y dan ese toque festivo y divertido. No nos olvidemos de las fotos y de la filmación para queden los registros más importantes del evento que durará, para toda la vida.

A la hora de los juegos, frases, y divertimentos varios, el límite lo pone la imaginación y queda a criterio de cada uno, los más habituales, son las mímicas, los acertijos, las competencias de cantos, y recitados, en la que la madre debe sentirse cómoda y feliz. Se aconseja que el baby shower se haga en la tarde, para aprovechar la luz natural, si es que hemos de decidir una celebración exterior, pero todo tiene que ver con el clima reinante, porque si se trata del invierno, será mejor hacerlo dentro de un recinto cómodo y cálido. También se organizan mediante empresas que se dedican a celebraciones de todo tipo, los que en pocos días tendrán todo preparado. Se puede hacer de manera sorpresiva y que la madre no sepa nada y se entere ese mismo día, o de lo contrario que ella misma sea la que lo organiza junto a sus amigas y familiares. Lo cierto es que son celebraciones que nunca pasarán de moda y que distienden y reúnen a toda la familia de la futura mamá.