articulos de bebes navegacion
 
linea infantil y bebes
 
Recomendar Compartir
 

Mundo infantil

Los niños son una bendición en nuestras vidas y es por ello que siempre queremos darle lo mejor. ¿Pero cómo sabemos realmente si los artículos infantiles que compramos para su divertimento, desarrollo y aprendizaje, son de buena calidad? Ser padre es una tarea complicada, y esto no lo decimos únicamente por la crianza del menor, sino que cuando tenemos un pequeño debemos estar en todos los detalles: desde sus juguetes hasta sus mamaderas, ropa e incluso atentos en la elección del mobiliario.

Lineainfantil.com está aquí para ayudarlo a transitar este camino, que por momentos puede tornarse sinuoso; nuestra tarea es brindarle toda la información y productos de calidad para que su pequeño crezca sano y feliz.


Artículos necesarios para el desarrollo del bebé

Cuando nos dirigimos a una tienda infantil a comprar algún artículo debemos preguntarnos si éste es efectivamente necesario para el recién nacido o, si estamos malgastando nuestro dinero. Para los padres primerizos les decimos que existen algunos productos infantiles que son necesarios para el desarrollo del infante, como otros que son complementarios y que debe adquirirse a una cierta edad y no al tiempo inmediato del nacimiento del bebé. Pero, aquí nace la pregunta ¿Qué comprar y qué no?, nosotros lo ayudaremos a decidir. Ante todo, lo básico para un bebé es su ropa y su cuarto; es por ello que es en lo primero que debemos pensar. Las camisetas con broches son las más aconsejadas para un recién nacido, esto tiene un fundamento, los bebés crecen a pasos agigantados y estas camisetas suelen ir adaptándose a su crecimiento, lo que hace que gastemos poco dinero pero que el niño no se quede sin ropa. Cualquier tipo de ropa que adquiramos debe constar de una textura suave (en estos casos siempre es recomendado el algodón) para evitar que el niño contraiga alguna alergia. No nos olvidemos que la piel de los bebés es muy sensible, y tiende a dañarse ante superficies ásperas.

La ropa de cama es también esencial, en este grupo encontramos a las batitas, toallas, sábanas, fundas, cobertores, etc. Para todos las mismas reglas: sus telas deben ser suaves y que en lo posible resistan la mayor cantidad de lavados ya que, en sus primeros años estas telas suelen ensuciarse bastante. Dentro del mobiliario encontramos las cunas, moisés, cambiadores, cómodas para guardar su ropa, si el niño ha crecido un poco también agregaremos algunas mini sillas, mesitas, y demás muebles. Lo importante aquí es que éstos no contengan materiales nocivos para su salud (es por ello que todos estos artículos poseen una etiqueta de aprobación), especialmente si nos referimos a un mobiliario hecho en materiales como el plástico por ejemplo (algo muy común en las sillas, o mesas). Los muebles también deben ser resistentes, en especial las cunas, que es donde el pequeño pasará gran parte de su tiempo, al menos los primeros años. Las mismas deben ser versátiles y prácticas, que sean una ayuda a la hora de mecerlo o cambiarlo, y no que equivalgan a un problema.


Accesorios para su alimentación y entretenimiento

Dentro de los productos fundamentales para nuestros bebés, encontramos aquellos que se relacionan directamente con su alimentación. Nos referimos a las mamaderas, sus platitos, vasos, etc. Todos ellos, como la totalidad de los productos infantiles, deben cumplir con normas estrictas de fabricación, especialmente porque estos artículos están casi en contacto continuo con la boca de bebé como con sus vías respiratorias. A la hora de comprar una mamadera, por ejemplo, existen 3 factores a tener en cuenta; el primero es la cantidad de leche que dejará pasar la tetina. Si el pequeño no ha cumplido los 3 meses todavía entonces lo correcto sería comprar una mamadera que no deje pasar mucha leche para evitar que se ahogue. Cuando el bebé ya entró en el cuarto mes, ahí podemos volcarnos por un biberón que brinde un flujo más potente. El segundo factor es el material con el que está confeccionada la mamadera; hoy podemos optar por aquellas hechas en vidrio, y las de plástico. Por una cuestión de practicidad, las de plástico son las más recomendadas ya que no se rompen.

Por último, el tamaño de este artículo es también fundamental, es cierto que las hay de muchas medidas, pero el que compraremos se relacionará directamente con el apetito del recién nacido. Cuanto menor es el bebé, menos apetito tendrá, este es un dato a considerar antes de la compra. El entretenimiento también forma parte del desarrollo del infante y es por eso que, como padres, debemos proveer aquellos juguetes que favorezcan tanto su crecimiento motriz y físico, como el intelectual. Existe un juguete para cada etapa: hasta el año los sonajeros y los móviles para cuna son los indicados para que el niño empiece a explorar. De dos a tres años ya podemos empezar a agregar pelotas, andadores, juegos de encastre, mesa de actividades y similares. De tres a cinco años, ya los niños se interesarán por muñecas, triciclos, cochecitos, cocinitas, disfraces, títeres, etc. Ya entrando en una etapa más grande (de seis a diez años) los juegos de mesa, los dados, el aeromodelismo, rompecabezas e incluso hasta los juegos de computadoras son ideales, ya que aquí es donde se empezará a fomentar su intelecto. Estos son solo algunos consejos que, desde Lineainfantil.com le brindamos, ¡para que usted pueda elegir lo mejor y lo necesario para su hijo!